...

24.5.11

Incorpora el ejercicio a tu vida

Incorpora el ejercicio a tu vida





Life & Beauty Weekly: Ser saludable


By Catherine Ryan for Life & Beauty Weekly


Probablemente ya sabes que incorporar el ejercicio en tu complicado ritmo de vida sólo termina en promesas que nunca se cumplen. El secreto de incorporar y mantener una rutina de ejercicios es encontrar una actividad que te mantenga motivada y se ajuste a tu ritmo de vida. Ten en cuenta las siguientes estrategias para incorporar la actividad física en tu vida y en tu rutina:

1. Haz que el ejercicio sea una actividad divertida.
Si eres de las que creen que realizar actividad física se trata de hacer algo que no te gusta (como podría ser salir a correr para muchas personas...), seguramente lo percibirás como una obligación. Para mantener la motivación e incorporar esta rutina en tu vida, debes encontrar algo que disfrutes hacer, dice Amanda Visek, una profesora de Ciencias del ejercicio de laGeorge Washington University. Piensa en las actividades que te dan placer. ¿Te gustaba andar en bicicleta cuando eras niña? ¡Quítale el polvo a tu vieja bicicleta de 10 cambios! Incluso las lecciones de bailes (como de salsa o swing) aceleran las pulsaciones cardíacas y se cuentan dentro de los 30 minutos de ejercicio diarios que debe realizar una mujer.

Si no estás segura de la actividad que te gustaría realizar, prueba una o dos actividades por semana hasta que encuentras la indicada para ti. La mayoría de los gimnasios y estudios te permiten pagar por clase, generalmente entre $10 o $15 por clase.

2. Búscate un cómplice.
Ir al gimnasio es más divertido si vas acompañada, además te ayuda a maximizar el tiempo libre y hace que el tiempo que estás en el gimnasio pase volando, dice Visek. Incluso tu amiga puede llegar a ser la que te lleve por el buen camino. “Es más difícil que te niegues a ir al gimnasio si sabes que una amiga te está esperando”, dice ella.

Habla con tus amigas acerca de las actividades que les interesaría realizar y anótense juntas. O sugiéreles caminar y hablar en lugar de reunirse semanalmente a tomar café o, cuando vayan a comer a un restaurante, propón ir caminando en lugar de en automóvil.

3. Piensa rápido.
“Durante años, los expertos, creyeron que para obtener beneficios físicos había que realizar rutinas largas de ejercicios, como pasarse una hora en el gimnasio, pero eso no es cierto”, dice Visek. Puedes aumentar el nivel de aptitud física y crear un impacto positivo para tu salud con sólo realizar pequeñas rutinas de ejercicios durante el día. Eso es una buena noticia ya que suele ser más fácil encontrar varios 5 o 10 minutos libres por día que una hora entera.

Estas rutinas cortas no necesariamente tienen que realizarse con ropa de gimnasio o zapatos deportivos. Cualquier actividad que acelere tus pulsaciones cuenta: caminar de manera rápida y enérgica por la oficina, subir las escaleras o jugar al corre que te agarro (tag) con tus hijos. Lo único que importa es que, al final del día, las actividades que hayas realizado sumen 30 minutos de ejercicios.

4. Plantéate metas alcanzables.
Las metas no funcionan si no son realistas. “Plantearse una meta alcanzable te llena de confianza y autoestima”, dice Visek. “Te sientes más motivada cuando confías en lo que puedes lograr”. Otra clave: Plantéate objetivos específicos, ya sea correr una carrera de 5 km en dos meses o caminar tres veces a la semana. Luego, crea un plan e incluye detalles de cómo alcanzarás tu meta: establécete un tiempo, recluta a una amiga y mantente enfocada en tu objetivo.

Incorporar el ejercicio físico a tu rutina puede requerir un poco de tiempo y esfuerzo al principio, pero si pruebas con estas estrategias, encontrarás una rutina tan compatible con tu estilo de vida y horarios que no podrás recordar cómo era tu vida antes.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

 

Twitter

Google +

Facebook

Pinterest

Periscope


Esposa Perfecta en Periscope

@EsposaPerfecta

Instagram