...

26.2.12

Padres e hijos frente al divorcio

Padres e hijos frente al divorcio




La mayor parte de matrimonios separados o divorciados tienen hijos y los hijos al ver desmembrada su familia de un momento a otro pueden confundirse y asustarse porque ven amenazada su seguridad personal. La vida se transforma y hay niños que llegan a culparse por el divorcio de sus padres.


Los padres deben explicar a sus hijos que su divorcio se debe a temas totalmente aparte de ellos, que la familia será diferente pero que los quieren y los querrán siempre, por lo que les darán la seguridad para enfrentar la nueva situación. Muchos padres son conscientes de que sus hijos son lo más importante en sus vidas pero también se encuentran entre la preocupación del efecto del divorcio en sus hijos y sus propios problemas. Esto resta serenidad a sus mentes y tiempo con sus hijos para la comunicación adecuada entre ellos, lo cual es imprescindible en esta fase.


El divorcio genera crisis en toda la familia, cada uno de los padres pueden sentirse de diversas maneras, es decir, tristes, abrumados, contentos, etc., debido a que cada uno de ellos es afectado de diferente manera, su personalidad puede modificarse. Algunos padres heridos buscan consuelo en sus hijos y los hijos por su parte también presentan cambios. Hay niños que tienen como objetivo reconciliar a sus padres, se sienten culpables, observan en silencio o se vuelven agresivos, otros se vuelven enfermizos y presentan problemas psicológicos.


Esta crisis no tendrá consecuencias psicológicas siempre y cuando se maneje la situación con serenidad. Los padres deben intentar mantenerse unidos con el fin de conseguir que sus hijos sientan seguridad y puedan enfrentar esta nueva situación.


Los padres deben poner atención a signos que les dan a sus hijos acerca de su estado emocional, así podrán destruirles el estrés. Los niños pequeños se vuelven agresivos, sensibles, rebeldes o retraídos, mientras que los niños mayores tienen sentimientos como tristeza, abandono, falta de atención, etc., que se ve reflejado en su rendimiento escolar y conducta.


Lo peor es cuando los padres no logran realizar un divorcio en buenos términos, lo cual genera problemas de autoestima y en las relaciones sociales de los niños. La finalidad es que tanto padres como hijos salgan lo menos heridos posible del divorcio.


• Los padres deben ponerse de acuerdo pacíficamente en temas financieros, custodia, etc. Las constantes riñas o la indiferencia son percibidas por los hijos.

• Los padres no deben poner a sus hijos en contra de su cónyuge o presionarlos para manipular a su cónyuge.

• Los padres deben mantener sus funciones de padres de familia, tanto durante el proceso de divorcio como después del divorcio.

• Si notaras que tu hijo se ve afectado por el divorcio, será necesario consultar un psicólogo infantil.







Foto de portada pixabay/tumisu
Fuente del artículo: http://www.articulosahora.com
By: Divorcios Exprés
 

Twitter

Google +

Facebook

Pinterest

Periscope


Esposa Perfecta en Periscope

@EsposaPerfecta

Instagram