...

7.3.16

Soy ama de casa y no hago nada en todo el día

Soy ama de casa y no hago nada en todo el día



Es una pena escuchar muy frecuentemente, la frase de "tú como no trabajas", "tú como estas en tu casa todo el día", "tú como tienes tiempo", la verdad es hasta fastidioso. Ojo, que este post no es una guerra entre las que trabajan fuera de casa y las que no lo hacemos, para nada, es sólo para reiterar que estar en casa no significa no hacer nada.



Como mujer dedicada al hogar, les digo que el trabajo más sacrificado, sin descanso y sin paga ni vacaciones es el de quien se queda en casa, y sí ya se lo que muchas me van a decir, que trabajan en oficina y tienen que hacer cosas de la casa en cuanto llegan... Yo también lo hacía, y es complicado, pero cuando tienes un horario de trabajo a cambio de dinero, prestaciones y vacaciones es mucho más llevadero, a cuando no.



Para empezar mi día nunca termina, y los fines de semana y vacaciones se triplica el trabajo, eso sin contar la cantidad de quejas que recibo todos los días porque alguna camisa no estuvo lista a tiempo o el juguete perdido, o el no me gustó lo que preparaste de comer.



Hay veces que a las 8:00 pm ya estoy que pido esquina de todas las cosas que tengo que hacer, sin contar escribir para ustedes y mantener mi blog al día junto con las redes sociales. Me gusta cuidar de mi familia, y si a veces se quedó un plato sucio o no se planchó una camisa no es porque me la pasé en la cama todo el día viendo TV, es porque seguramente, tuve que ayudar a estudiar a los peques o fuí requerida en la escuela para alguna cosa o de plano no me dió tiempo.



A veces damos por sentadas las cosas, como siempre hay comida lista, ropa limpia y casa más o menos acomodada, pensamos que se hacen solas y no es así. Así que si tu en alguna ocasión le has dicho a alguna ama de casa que no hace nada, te invito a hacer las cosas de la casa y terminar el día con la mejor de las sonrisas. Sin recibir ni siquiera un gracias.




Tal vez no cooperamos económicamente, pero el que no se me pague, no quiere decir que lo que hago no tiene valor, y si estan pensando en el título de mi blog, de una vez les confieso que lo escogí por pura sátira porque no somos perfectas, y si se tomó la desición de estar en casa en lugar de destrás de un escritorio, no es porque no estemos calificadas, o porque nuestra flojera sea mucha.



En este día de la mujer, espero reflexionemos un poco sobre el valor que tenemos las que por cualquiera que haya sido la situación, nos toque estar en casa.





2 comentarios :

  1. Tiene mucho valor el llegar a la casa y que todo esté listo, de verdad apreciaba mucho eso cuando era niña y estudiaba, que la casa estuviera limpia, la comida lista. Ahora nos toca nosotros como mamás, y sinceramente la casa es mucho más demandante que un trabajo. Yo he pasado por ambas situaciones y la verdad es que sentía que no terminaba, ahora que me encuentro en la situación contraría sigo duermo mucho más tarde pero procuro no poner tanto interés en cosas que me resultarían inquietantes si estuviese en casa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente cierto, y no se trata de ver quién es mejor o quién hace más como mujer. También trabajaba y era pesado volver a casa a hacer las cosas, pero ahora que no tienes horario pareciera que mágicamente se acumula todo o hay muchas más cosas por hacer. Es un trabajo muy agotador y poco reconocido.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

 

Twitter

Google +

Facebook

Pinterest

Periscope


Esposa Perfecta en Periscope

@EsposaPerfecta

Instagram